Idiomáticamente universal

Shyriiwook, el idioma oficial de los wookiees. Han Solo entendía perfectamente cuando Chewbacca le hablaba en ese idioma, y viceversa, por lo que pudieron empezar a hacer “negocios” juntos. (Para los que no saben, son personajes de Star Wars)

Un idioma es la lengua o medio de comunicación, oral, escrito o por códigos que se abala en un lugar determinado. Hoy en día se hablan entre 3,000 a 5,000 lenguas distintas alrededor del mundo, y el manejar más de una se ha vuelto indispensable en el ámbito laboral y con el pasar del tiempo será más exigente.

Debido a que la globalización es una tendencia cada vez más común, no cabe duda que dentro de unos pocos años la persona que no sepa comunicarse en más de un idioma será declarada como analfabeta funcional, hablando laboralmente. La ‘recompensa’ por tener en tu curriculum más de un idioma será ser un sujeto más solicitado, independiente, productivo, capacitado, y sin lugar a dudas, mejor pagado.

Hablando de manera personal, aprender un idioma diferente te enriquece culturalmente, según expertos te hace ser una persona más inteligente y que puedes tomar mejores decisiones, puesto que puedes pensar en dos idiomas; lo cual también para otro tipo de experiencias es muy útil, como disfrutar de viajes, crear nuevas relaciones con el mundo, entre otras.

En mi caso mi idioma natal es el español y aunque sea muy utilizado, para mí, no es suficiente. Por tanto, decidí incursar en el inglés por ser la más hablada alrededor del mundo, y el chino mandarín por ser el idioma del futuro; pero aún más por ser una necesidad personal motivada por mi fe, llevar el evangelio a una cultura de ese idioma. El francés también se encuentra dentro de mis planes por ser la lengua de donde nace el Derecho, mi carrera de oficio.

Para mí el aprender un idioma es como intentar derrumbar una pared que solo podrás atravesar cuando tengas todos los conocimientos del mismo. Por consiguiente, más que importante es necesario aprender un idioma adicional, y más que un medio de comunicación, son puertas que debemos abrir, pues darán paso a un porvenir profesional, de más disfrutes y una perspectiva diferente de ver la vida.

Te invito a aprender un idioma, a explorar la vida de manera diferente, a conocer un camino culturalmente rico y divertido, y donde después entrar no podrás ni querrás salir.