La fiebre del Black Friday (BF) aún continúa, parece que no es una ‘enfermedad’ fácil de curar.
Creo que a todos nos gusta comprar, y mucho más cuando hay super MEGA descuentos. ¿A quién no? Cuántos esperan todo el año para poder gastar su dinero en aquella MacBook que tanto querían (aunque no les importe que solo baje $10 en su precio real). El comercio electrónico nunca duerme, los carritos siempre están activos, las ventas no paran. Y hoy empieza el colapso mental para los servidores que albergan inventarios de productos virtuales.

 

La sensación del Monday
La acogida que ha tenido este día, que generalmente se realiza el lunes siguiente al BF, ha sido bárbara. Desde hace unos años atrás, varios países de la región empezaron con la iniciativa, y este año, entre hoy y mañana, en México, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay, República Dominicana y España, miles de tiendas virtuales estarán abriendo sus “puertas”. Las categorías con mayor demanda en este CyberMonday o CiberLunes son los productos tecnológicos, seguidos por los servicios.

 

E-Cyber en carrera
El propósito de este tipo de eventos es generar confianza en la gente y quitar el miedo al fraude o la clonación de tarjeta. Aún el Latinoamérica la penetración de tarjetas es muy baja, menos del 30% de la población total cuenta con una; pero son este tipo de eventos que han ayudado a incrementar las ventas virtuales, tanto así que para el 2018 Latino América tiene una vaya alta, pero nada alejada de la realidad: $100 mil millones, que representa 177% que el 2014 (cuando la curva tuvo un gran crecimiento).

Toda la coyuntura debe ser muy bien aprovechada por las startups. Es el momento de tomar las cifras pasadas, ajustarlas al presente, y así crear el futuro.

” Es el turno de los emprendedores.