¿Esto es posible? La compañía anunció la semana pasada que habían encontrado una manera alterar la estructura química del azúcar reduciendo la cantidad de azúcar utilizada, pero manteniendo el mismo sabor.
El azúcar seguirá siendo parte de sus dulces, pero al tener menos cantidad las calorías también se reducen.

 

Interesante lo de Nestlé
Solo unos pequeños detalles: (uno) el consumo de calorías producidas por el azúcar que provienen dulces no supera el 10%; (dos) no se podrá utilizar para mezclarlo con el café, bebidas, postres, snacks o sodas.

El punto es que solo se puede mezclar en los dulces producidos de manera industrial, pues se necesita una mezcla especial. “Es azúcar, pero se ensambla de manera diferente para que pueda desmontar fácilmente en la boca con menos entrar en su tracto gastrointestinal”, dijo el Dr. Stefan Catsicas, jefe de tecnología de Nestlé.

Las calorías en los dulces Nestlé se verán reducidas cuando tengan la patente a este descubrimiento, lo cual será a inicios del 2018.

 

Mejor otra opción de dieta
Claro que lo que hace Nestlé se ve muy bueno, poder comer la misma barra de chocolate sin tener que esperar a quemar las calorías extra más tarde en el gimnasio. La verdad es que una mejor opción es reducir esos muffins, pasteles u otros productos de este tipo que son parte del día a día para engreír al estómago. Cada uno en promedio tiene 350 calorías y si le aumentas una soda y otro pastel más, bueno mejor ya no las contamos.

Así que en lugar de preocuparse por el chocolate extra (que en moderación está bien), es posible que mejor te centres en las áreas de tu dieta donde la mayoría del azúcar añadido realmente viene.

Innovación y emprendimiento es lo que se requiere para seguir adelante.