Hay una batalla silenciosa en Silicon Valley, la infame tierra de unicornios, automóviles autodirigidos y desayunos nocturnos.
El acelerador de semillas ‘Y Combinator’ (YC) – desde su fundación en 2005 – ha sido un prolífico predicador sobre la importancia del crecimiento. Más específicamente, cómo las empresas pequeñas que participan en su programa deben empezar a crecer entre 5-7% semana a semana.
Teniendo en cuenta que sus graduados son reconocidos por Airbnb, Dropbox, Zenefits, Stripe, y Twitch, es difícil culpar a las startups por tomar este mensaje a corazón (del crecimiento semana  a semana).
Frente a esto, Doug Renert, socio co-fundador de Tandem Capital, publicó un artículo que habla acerca de que el crecimiento es una señal falsa para el éxito de las empresas jóvenes. ¡Ouch!

 

Y esto es lo que opina…
Doug-e-fresh y el equipo de Tandem Capital tomaron por primera vez el crecimiento mensual reportado y los ingresos del más reciente lote de empresas iniciantes de YC. Sobre la base de los números presentados durante el día de la demostración, las 22 empresas escogidas para el ejercicio estarían en camino de generar alrededor de $21 billones en ingresos mensuales combinados. ¡OMG!
Eso significa que en el transcurso de un año, los 3 primeros harían más de $30 billones, convirtiéndose en la 6ª, 33ª y 91ª empresas más grandes del país y batiran a CVS, Procter & Gamble y Nike, respectivamente.
El sostener ese tipo de crecimiento suena insanamente absurdo. El punto de Doug es que los inversionistas están buscando cifras ridículas para tomar sus decisiones de financiamiento y en su lugar deben centrarse más en las métricas de compromiso y retención.

 

Tiene sentido, PERO…
Como compañero inversionista y YC partner, Garry Tan señala (nada menos que en la sección de comentarios), este es un argumento clásico para los inversores, usar el crecimiento como un indicador y no un predictor de éxito. Las empresas no están destinadas a crecer tan rápidamente, pero, cuando lo hacen, es una buena señal de que están en algo.
De hecho, el actual jefe de YC, Sam Altman, desalienta a las empresas en centrarse en el crecimiento inmediato, y por el contrario, alienta a que construyan algo que la gente adore.
Así que, ¿cuál es la manera correcta de construir una empresa duradera y exitosa: crecer a toda costa o tomarse su tiempo para dejar que las cosas se desarrollen? En el transcurso habrán muchos errores y eso está bien, solo así podrás crecer mejor.