El domingo, mientras estabas ocupado pidiendo una pizza y viendo los Globos de Oro, Uber lanzó un nuevo producto.
Se llama Movement, y no, no es otro app de fitness (menos mal). Es un sitio web que ofrece acceso a los inmensos datos de tráfico de la compañía… en primer lugar a las organizaciones que aplican al uso de esta herramienta, y luego al público en general (¿por qué los mortales siempre al último?).

 

¿Cómo pasó?
Mientras Uber estaba buscando todos los datos que recoge (solo piensa en todos los viajes que ha dado y los tiempos de viaje y la información que reciben de ellos) y se dio cuenta, “¡Hey!, esto podría ser utilizado para un beneficio público”.
Por lo tanto, se formó un equipo que trabaje en esto, el cual trajo como resultado final Movement. Este está diseñado específicamente para ayudar a los gobiernos de la ciudad y los planificadores urbanos a tomar decisiones de transporte con mayor información. Como por ejemplo, si debiera agregar un nuevo carril en una carretera.

 

¿Qué gana Uber con esto?
Gran pregunta. Después de todo, la capacidad de trazar con precisión la demanda del tráfico es una de las mayores ventajas competitivas de la compañía. ¿Por qué regalarlo? (Sí, es gratis).
Por un lado, esto podría ayudar a mejorar las relaciones con los gobiernos locales en las ciudades donde Uber opera, que nunca está de más… especialmente por las complicaciones y luchas pasadas para poder operar.

Pero lo más importante es que Uber se beneficia de mejoras en la infraestructura de las ciudades, porque los viajes más eficientes significan clientes más felices, lo que significa mayores tasas de uso, lo que significa más masa.
Por lo tanto, si Movement puede influir indirectamente en esas mejoras brindando acceso a una data de calidad y muy amplia… entonces todo el mundo gana.